¿Cómo empiezo a meditar? – Meditación para principiantes

¡Hola! ¿cómo ha estado tu semana, te cuento que la mía, más allá de productiva, ha sido de autoconocimiento, cada vez que tengo oportunidad les digo que todos nos encontramos en un constante aprendizaje y esta vez fui más consciente de ello.

Me realizaron una lectura de numerología tántrica y con esta información me permití un momento de reflexión para entender algunas situaciones que han estado aconteciendo desde enero. Si desean, más adelante, les puedo compartir sobre este tema, en conclusión, me siento más determinada con este proyecto y conmigo misma.

La numerologia tántrica es una herramienta que se utiliza para conocernos mejor, esta nos guiará y permitirá conectar con nuestro estado más profundo de paz. Con esto avanzar seguros sin dejarse dominar por los miedos.

Hoy te voy a compartir sobre una práctica que me ayudó mucho a encontrar mí centro y a ser más consciente, más que un testimonio, te voy a dar las pautas para que se convierta en un hábito, si realmente estás comprometida contigo misma y sientes que te mereces lo mejor, esta es la mejor forma de demostrártelo.

¿Te sucede que dicen o hacen algo que te molesta y reaccionas instantáneamente? Como si te hubieses preparado para lo que venía. Esto es porque tenemos una programación o una memoria, la meditación lo que nos permite, es darnos cuenta y tener unos segundos de autoobservación y decisión, para no reaccionar necesariamente con enojo o ira y luego lamentarnos por haberlo hecho.

Así que, si solo oíste por ahí sobre la meditación y cada vez que alguien habla sobre el tema imaginas a alguien con las piernas cruzadas y haciendo algo raro con los dedos, si sabes de qué trata pero no te has animado a probarla, si has intentado y luego llegaste a la conclusión que eso no es para ti, si tienes toda la información habida y  por haber pero dices no tener tiempo o incluso si te da temor, esta información es para ti. y está orientada a brindarte los recursos para que empieces a meditar y se convierta en un hábito.

¿Qué es la meditación y cuál es su propósito?

Postura «flor de loto»

Es una práctica para desarrollar y entrenar la mente y tiene como propósito hacernos conscientes, estando presente en el aquí y el ahora.

Los beneficios, alguno de los cuales he podido comprobar, son:

  • Aumenta el coeficiente intelectual: aún no tengo pruebas al respecto, pero acabo de desarrollar la fórmula para no comer más de 2 tajadas de pizza, teniendo toda la caja en las manos jajajaja.
  • Desarrolla la inteligencia.
  • Mejora la empatía: Siento que soy más tolerante con las personas que antes, prefería solo evitarlas.
  • Mejora la capacidad de concentración y atención.
  • Reduce el estrés, ansiedad y depresión: en mi caso, me ayudó a reducir la ansiedad drásticamente, prácticamente me siento sin algún síntoma.
  • Aumenta la creatividad: Me ha ayudado mucho, ya que mi trabajo en un 98% de creatividad.
  • Potencia la aparición de pensamientos positivos.
  • Desarrolla la intuición: Es esa sensación de que la decisión que vamos a tomar es la adecuada y efectivamente, lo es.
  • Se suele experimentar sincronicidad: Se da, por ejemplo, cuando estás pensando en una amiga y esta te llama al momento o necesitas cierta información y de pronto te llega la respuesta en un email. En algunos casos, se empiezan a manifestar las cosas mucho más rápido.

Ser conscientes es la habilidad y/o capacidad de darnos cuenta de nosotros mismos y de nuestra relación con el entorno

¿Dónde debo meditar?

Podemos hacerlo donde queramos, en una silla o en el piso de nuestra habitación, en la playa (esta es mi favorita), en el campo, etc. Para empezar lo ideal es elegir un lugar tranquilo, donde no seamos interrumpidos durante el tiempo que dure la sesión, yo lo hago en mi habitación.

¿Qué debo preparar para empezar a meditar?

En realidad, puedes meditar con los recursos que cuentes. Algunos ponen incienso, velas y otros utilizan un Japa Mala, que es un collar de cuentas que nos permite llevar la cuenta cuando estamos meditando con un mantra. Entonces, después de elegir un lugar tranquilo, lo que utilizaremos básicamente es:

  • Ropa cómoda
  • Audífonos en caso hiciéramos una meditación guiada o con sonidos.
  • Nuestro celular, en modo avión.
  • Configurar el Temporizador de nuestro celular, con el tiempo que durará nuestra sesión, en mi caso utilizo la aplicación “Cronómetro para Meditación”, que no solo me permite llevar el tiempo, sino que puedo programar algunos segundos, de preparación para mi sesión, además, llevas un registro de los días que has meditado, eso de alguna manera me motiva, ya que veo que realmente estoy logrando lo que me propuse. También, últimamente, he utilizado la aplicación “Insight Timer”, esta tiene más recursos y de igual manera la recomiendo,

¿Qué hago con mi cuerpo?

No necesitamos estar en una postura en particular, lo esencial es estar cómodas(os) y relajados, lo que sí tienes que hacer es mantener la misma postura durante toda la sesión, a veces sentimos picazón o algún mosquito aparece, debemos procurar no movernos. También evitaremos hacerlo recostados, ya que puede provocar que nos quedemos dormidos.

  • Lo recomendable es colocarnos sentados con la espalda erguida, así nos mantenemos despiertos y podemos estar por largos periodos de tiempo en esta posición.
  • La cabeza estará nivelada, no inclinada hacia arriba, ni hacia abajo, simplemente hacia el frente. La mandíbula estará relaja, incluso, es normal que quede entreabierta y lo ideal es tener los ojos cerrados.
  • Podemos cruzar las piernas como en la posición “flor de loto” o estirarlas.
  • Los brazos pueden estar descansando sobre nuestros muslos o simplemente estar pegados al tronco. Lo habitual es poner una mano sobre la otra en forma de copa y a la vez se toquen nuestros pulgares, lo importante es que los brazos se sientan relajados.

¿Por cuánto tiempo debo meditar?

Suele recomendarse entre 10 a 20 minutos, pero podemos comenzar con 5. Cuando inicié, lo hice con 5 minutos al día y no te imaginas la satisfacción al pasar de 5 a 10 minutos jajaja fue un triunfo, a medida que nos vayamos acostumbrando podremos aumentar gradualmente el tiempo. También es ideal meditar a la misma hora, ya que estamos empezando y lo haremos un hábito.

¿Qué hago durante la meditación?

Esto va a depender del tipo de meditación que estemos practicando, te comentaré sobre algunas de ellas:

  • La meditación donde nos enfocamos en nuestro cuerpo o cosas a nuestro alrededor.
  • La meditación trascendental, que se practica recitando mantras como el “So” y “Hum”.
  • La meditación de visualización creativa, que generalmente es guiada y nos centramos en una situación en concreto.
  • La meditación a través de sonidos como los de la naturaleza.
  • Para empezar, es recomendable realizar la “meditación de conciencia plena a la respiración”, aquí nos vamos a concentrar en la respiración, observando cómo se siente el aire mientras inhalamos y exhalamos. Notaremos como nuestra mente es distraída y vienen pensamientos como: “¿Qué voy a desayunar?”, “un café y pan” “ya debo dejar el pan”, “creo que he subido de peso”, “podría comer el pan integral”, “dicen que mejora la digestión”, “últimamente he estado estreñida”, “pero la vida es una sola”, “mejor como pan con tocino y huevo”, “ya mañana empiezo con el pan integral”, cuando esto suceda, no debemos resistirnos, solo los aceptamos y observaremos esos pensamientos sin juzgarlos, finalmente los dejamos ir y volvemos a concentrarnos en la respiración. Al principio se nos dificultará enfocarnos en la respiración, es normal, con el tiempo, esto se facilitará.
  • También podemos contar mientras respiramos, por ejemplo: Contar hasta 4 mientras inhalamos, contar hasta 3 mientras sostenemos la respiración y luego exhalamos contando hasta 4.

¿Qué es lo que puedo esperar durante la sesión?

  • Que nos quedemos dormidos, aunque no es lo ideal, no pasa nada, esto solo indica que nuestro cuerpo necesita descansar más, disfrutemos el proceso, llegará el momento en que lo haremos de manera habitual.
  • Podemos pensar mucho, incluso más de lo que solemos hacerlo durante el día, no pasa nada. Este es el ego defendiéndose, por decirlo de alguna manera, se resiste a que lo ignoremos, es como un niño haciendo una rabieta. Nos dirá cosas como: “Esto no funciona”, “no le creas a esta mujer”, “tienes cosas más importantes que hacer”, nosotros solo lo observaremos y regresaremos a nuestra práctica.
  • También podemos empezar a hacer una lista de todo lo que tenemos pendiente para el día, no pasa nada, de igual manera es el ego.
  • Empezar a juzgar, “No lo estoy haciendo bien” “estoy perdiendo el tiempo”, “esto es difícil”, “no lo estoy logrando”, no pasa nada, continuamos observando.
  • Desconectarnos por algunos segundos o menos, sintiendo que el tiempo se pasa muy rápido, si logramos ese estado, ¡FELICIDADES!

Ahora, esto no suele suceder diariamente, entonces cero expectativas y desapego.

Y sobre todo no debemos juzgar nuestra práctica y el hábito, o preocuparnos si lo estamos haciendo bien o mal, en algunas ocasiones por este temor dejamos pasar lo días sin meditar, tampoco debemos estar comparando “ayer medite mejor o peor” o viceversa, cada meditación es única. Ahora, si sentimos que estamos listas(os) para un siguiente nivel y queremos mejorar la práctica, ¡genial!

¿En qué momento y qué tan seguido debo meditar?

A diario, de lunes a domingo. Cuando empecé, me propuse que esto lo iba a convertir en un hábito, así que me comprometí a hacerlo 3 veces por semana, 5 minutos cada mañana, antes de desayunar.  (lo recomendable es hacerlo en la mañana, pero puedes elegir el momento adecuado). Este es un excelente método para introducir un hábito en nuestro día a día, primero empezamos comprometiéndonos a hacerlo unos cuantos días a la semana e indicando en qué momento lo realizaremos, a partir de ello, vamos aumentando los días hasta completar la semana. Cuando llegué a un mes y me di cuenta que había cumplido, me sentí muy motivada y despertó en mí las ganas de querer aumentar los días, además que empezaba a notar que mi concentración mejoraba entre otros beneficios.

¿Qué sucede si me encuentro en cama por salud?

Se meditará en la cama, la meditación es una medicina para el alma.

¿Cuándo empezaré a ver resultados?

Eso va a depender de la frecuencia con la que meditemos y sobre todo de cada persona, todos somos diferentes, es como cuando vamos al gimnasio y hay personas que a la semana, se han adaptado al ritmo de su rutina y al mes, ven los primeros resultados en pérdida de peso o tonificación. Entonces, si alguien nos comenta que también medita y está viendo resultados al mes y nosotros vamos por los 2 meses y no notamos grandes cambios, no hay porqué desanimarse o pensar que lo estamos haciendo mal y cuestionarnos si esto es para nosotros. Esto es para todos, solo tenemos procesos diferentes y lo mejor es disfrutar el proceso, sin expectativas.

Este es mí “Paso a Paso”

1. Programamos 40 segundos para hacer una preparación previa a la meditación, esto nos permite estar predispuestos favorablemente para la sesión.

2. Colocamos el celular en modo avión.

3. Adoptamos la postura elegida, teniendo en cuenta estar sentados y con la espalda erguida.

4. Empezamos con la preparación:

Cerramos los ojos y respiramos contando de la siguiente manera:

Repetiremos 4 veces este proceso.

  • Inhalamos mientras inflamos el vientre, contando hasta 3.
  • Sostenemos el aire, contando hasta 2.
  • Exhalamos mientras desinflamos el vientre, contando hasta 3 o 4,

5. Programamos 5 minutos en el temporizador de nuestro celular, en caso descarguemos la aplicación, omitimos este paso, ya que todo se configura desde el inicio.

6. Empezamos la sesión de meditación.

Alternativa 1

Vamos a realizar 7 respiraciones, de manera natural, de la siguiente manera:

  • Inhalamos y exhalamos, contamos “1” mentalmente.
  • Inhalamos y exhalamos, contamos “2” mentalmente.
  • Inhalamos y exhalamos, contamos “3” mentalmente.
  • Inhalamos y exhalamos, contamos “4” mentalmente.
  • Inhalamos y exhalamos, contamos “5” mentalmente.
  • Inhalamos y exhalamos, contamos “6” mentalmente.
  • Inhalamos y exhalamos, contamos “7” mentalmente.

Volvemos a realizar el proceso hasta completar los 5 minutos, si en el transcurso de estar contando, viene un pensamiento, regresamos al número 1 y continuamos.

Alternativa 2

Vamos a utilizar los mantras “So” y “Hum”

  • Mientras inhalamos, repetimos mentalmente: So
  • Y al exhalar, repetimos mentalmente: Jom

Este proceso lo realizaremos en el transcurso de los 5 minutos de la sesión.


Si en el proceso viene un pensamiento, no debemos enojarnos, ni te fastidiarnos o juzgar, solo observar el pensamiento, sin desarrollar alguna historia con él. Yo suelo imaginar que pongo el pensamiento en una nube y se va alejando. Mientras respiras también puedes sentir como entra el aire por tu nariz y como sale.

7. Una vez completamos la sesión, sonará la alarma y aún con los ojos cerrados, volveremos a reconectarnos con el mundo, yo suelo tocar mis piernas o brazos.

8. Abrimos los ojos y agradecemos por el espacio, el tiempo, la oportunidad y la información que tenemos para meditar. ¡Gracias padre universo!

Se presentarán situaciones en que los pensamientos tomarán protagonismo en nuestra meditación, en momentos así, debemos tener presente que debía ser de esa manera y recordar no juzgarnos por ello, por el contrario, aceptar el proceso y, sobre todo, aceptarnos a nosotros mismos.

Al realizar esta práctica, no solo estamos mejorando nosotros, sino también estamos impactando a las personas a nuestro alrededor y esas personas, a su vez, impactarán a otras, y así va mejorando nuestro entorno. Los estados emocionales se contagian, no recibimos lo mismo de una persona calmada, que de una alterada.

Este post lo realice algo extenso, con la finalidad de que cuentes con todos los recursos para que empieces a meditar y hacerlo parte de tu día a día, te va a beneficiar tanto, que vas a agradecer el hecho de regalarte esta práctica espiritual de autoconocimiento y autorreflexión.

Nos leemos pronto

Ruth Armonía


También puede gustarte...

4 Comentarios

  1. Adriana dice:

    Gracias,gracias ,gracias por los consejos, queria empezar a meditar y no sabia como hacerlo .🤗

    1. Ruth Armonía dice:

      ¡Hola Adriana! que alegría que empieces a meditar y te haya sido útil la información, recuerda empezar con 5 minutos y sobre todo, perseverar, me cuentas cómo te está yendo y si deseas alguna pauta, puedes escribirme al apartado de CONTACTO aquí en la página, un gran abrazo y nos leemos pronto💖

  2. Karina Pérez dice:

    Me encantó este post ya que estoy empezando a meditar y siempre lo hago en la cama antes de dormir pero trataré de hacerlo sentada ya que van 2 ocasiones que me quedo dormida. Seguiré los consejos que das y bajaré la apps que recomiendas.

    1. Ruth Armonía dice:

      ¡Karina! que alegría que hayas empezado a meditar, es de los mejores actos de amor que podemos hacer por nosotras, me cuentas como te va el proceso siguiendo estos pasos, un fuerte abrazo, nos leemos pronto.💖💖

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.