Qué es la vibración y cómo puedo elevarla – Parte I

¡Hola! ¿cómo estuvo tu semana? Si vienes de visitarme en Instagram, ya te habrás enterado de las buenas nuevas, hice algunas mejoras a las publicaciones y también se abrió una nueva sección, espero que te haya gustado y te sea útil. Implementé “Hoy Aprendí” ya que en los mensajes que me envían, consultando por algún tema de manifestación, me doy cuenta que tienen algunos paradigmas que nos les permiten obtener resultados y todo parte de nuestra mentalidad, esa sección nos ayudará a reflexionar acerca de muchos temas y te permitirá compartir con toda la comunidad, tu lección aprendida del día.

Hoy, a pedido de ustedes, se ha elegido el tema de vibración y cómo podemos elevarla, ya que es de suma importancia al momento de manifestar. Probablemente has escuchado hablar de este término o en alguna publicación has encontrado frases como: “vibra alto”, “te mando buenas vibras”, “subir la vibración”, etc. Pero… ¿Qué significa vibrar?

En este post hablaremos sobre este término y cómo es que afecta a nuestra vida, nuestras relaciones y el impacto que tiene sobre los sueños o metas que queremos alcanzar.

Uno de los 7 principios Universales enuncia:

Nada reposa, todo se mueve, todo vibra

Todos los seres, objetos y energía que existen, están vibrando todo el tiempo, incluso tu ahora mismo, que te encuentras frente al ordenador leyendo esta información, ¡Estás emitiendo ondas vibratorias!.

¿Cómo surgen las vibraciones?

Comencemos por mencionar que toda la materia y energía está constituida por átomos y cada átomo tiene un núcleo (conformado por neutrones y protones), además de contar con electrones que se encuentra girando alrededor del núcleo.

La velocidad con la que giran es muy cercana a la velocidad de la luz, a partir de estos giros, surgen las vibraciones y a partir de esta vibración se van creando partículas (unión de uno o más átomos) y con estas partículas surge la materia o energía.

Entre más alto sea el nivel de vibración del objeto, parecerá que permanece sin movimiento, por ejemplo, ¿Alguna vez has observado los neumáticos de un automóvil cuando giran muy rápido? Pareciera que el neumático se encuentra detenido; de esta misma forma operan las vibraciones en la materia y la energía, a mayor nivel de vibración pareciera que no se mueve, justo como ocurre con las rocas o cualquier objeto que podamos percibir.

¿Todos vibramos igual?

En realidad, no, existen muchos, muchísimos tipos de vibraciones, las hay de alta frecuencia y más baja. Hay dos puntos que son totalmente opuestos en términos de vibración: El amor y el miedo y entre estos dos puntos, existen infinidad de frecuencias vibratorias.

Las vibraciones de mayor frecuencia son las que se acercan más a la energía del amor y las de menor frecuencia son densas y se acercan más al miedo.

¿Puedo, yo misma(o), generar y modificar mi nivel de vibración?

La respuesta es: ¡Sí!

Los seres humanos generamos nuestras ondas vibratorias a partir de nuestros pensamientos.

Los pensamientos son impulsos eléctricos, por lo tanto, son energía y están constituidos de átomos, es decir, que, si tenemos pensamientos positivos, pacíficos, amorosos, nuestras vibraciones irán más en alto. Sin embargo, si tenemos pensamientos negativos, de miedo, desconfianza, etc. Nuestras vibraciones bajarán, acercándose cada vez más a la energía del miedo.

¿Cómo afectan las vibraciones a mi vida y relaciones?

Cuando generamos un pensamiento, este genera una onda, misma que se expande, entre más repetitivo es el pensamiento o tengamos distintos pensamientos de la misma vibración, la onda de expansión tendrá más fuerza y se irá propagando.

Vibraciones similares vibran juntas

Seguramente lo has notado y es que hasta en las películas y programas de televisión lo podemos ver: Las personas que son similares se juntan, por ejemplo, los ricos se juntan con los ricos, los amantes de los animales se juntan con amantes de animales, las personas espirituales se reúnen con personas espirituales. Así es como operan las vibraciones:

Cualquier persona, situación e incluso objeto que tenga la misma vibración que tú, irremediablemente llegará a tu vida.

Es por esta razón que es tan importante saber qué estamos vibrando. Ya que si queremos tener dinero debemos vibrar en la frecuencia del dinero, lo mismo si deseamos una pareja amorosa, buenos amigos, un trabajo estable y agradable, etc.

¿Cómo puedo saber de manera fácil lo que vibro?

Es muy fácil: ¡Observemos nuestra realidad!

Nuestra realidad es la muestra clara de lo que estamos vibrando, si vemos armonía, amistad, amor, felicidad, abundancia, a tu alrededor, es porque eso es lo que nos encontramos vibrando.

Te dejo una reflexión y me encantaría saber tu respuesta:

¿Tú qué estás vibrando?

En el siguiente post, hablaremos sobre técnicas para incrementar nuestra frecuencia vibratoria y aquello que debemos evitar para que esta frecuencia no baje.

Nos leemos pronto…

Ruth Armonía

También puede gustarte...

2 Comentarios

  1. Marcela C dice:

    A si es, es muy cierto lo que nos explica, sino que muchas ocasiones no sabemos vibrar ni conocer nuestras propias vibraciones, lo otro es que no tenemos claridad de lo que queremos. Gracias

    1. Ruth Armonía dice:

      Hola Marcela 💖 en realidad hay muchas razones por las cuales no somos conscientes de esto, pero lo importante es que ya tenemos esta información y ha llegado en el momento perfecto y de la manera perfecta 💖 te invito a leer la 2da parte, me cuentas cómo te va con los ejercicios para subir la vibración, te mando un gran abrazo, gracias por visitarme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.